[#pictureAdvent] December 11: GO

By Rev. Amelia Beasley
El Buen Pastor United Methodist Church
Brownsville, TX

First, read Matthew 11:2-11

The Christmas season is a time of hustle and bustle. There are many preparations to be made in a short amount of time: last-minute Christmas gifts to purchase, Christmas cards to send, and cookies to be baked. Not only is it a time of preparation but it is also a time of waiting: in department store lines, at the post office, in traffic.  

With all of the looming tasks on our to-do lists, it’s easy to become distracted and overwhelmed. Sometimes, in all of our preparations, we forget to take time to enjoy the season of Advent and to allow its significance to touch our lives. During the season of Advent, we prepare our hearts for the birth of Christ, making room to receive him in our lives.  

This Advent, in the midst of our comings and goings, we have the opportunity to contemplate John the Baptist’s ministry as a messenger of Christ’s promised coming. John was sent out, he was called by God to go to the wilderness and to preach the coming of the Messiah to crowds of people. He prepared the way for Jesus to fulfill the mission God sent him to do, to bring redemption to the whole world.  

As Christ’s disciples, we are also sent out to go into the world and preach the good news of the Messiah to those around us. During this busy season of preparation, let us remember our call and be messengers of the love of Christ to those around us. Whether we are in the grocery store check-out lane, at the gas station, or at the mall, this Christmas season we have the opportunity to witness to Christ’s grace and peace in our words and actions. Let us go and prepare the way for Christ to enter others’ hearts, as well as our own.  

Holy One,  
Thank you for your servant, John, who walked boldly in Spirit and in truth, calling for repentance and acceptance of your promised Son. Give us the courage to go into the world as messengers of your love, walking boldly in John’s footsteps, so that we may share Christ with everyone we meet. Help us to take time out from the busyness of this season to prepare our hearts for the coming Savior, so that he may come and dwell within us. In Jesus’ name, Amen.  

Discussion/Reflection Questions: 

1. How do you take time alone with God during stressful or busy times?  
2. How can you prepare your own heart to receive the Messiah this Advent?  
3. What are some ways you can be a messenger of God’s love to others during this season?


El periodo navideño es un tiempo muy frenético. Hay que hacer muchas preparaciones en poco tiempo: regalos para comprar, tarjetas navideñas para enviar, y galletas para hornear. Además de un tiempo de preparación, la época navideña es también un tiempo de esperar: en filas en la tienda, en la oficina de correos, y en tráfico.  

En medio de todas las pendientes tareas que tenemos, es fácil ser distraídos o sentirnos abrumados. A veces, en medio de nuestras preparaciones, nos olvidamos de tomar tiempo para disfrutar a la estación de Adviento y permitir que su significado toque nuestras vidas.

Durante la temporada de Adviento, preparemos nuestros corazones para el nacimiento de Cristo, haciendo espacio para recibir a él en nuestras vidas.

Este Adviento, en medio de nuestras idas y venidas, tenemos la oportunidad a contemplar el ministerio de Juan el Bautista como mensajero de la venida prometida de Cristo. Juan fue enviado – él fue llamado por Dios a ir al desierto y predicar la venida del Mesías a los multitudes. Preparaba el camino para que Jesús pudiera realizar la misión que Dios le envió a hacer – a llevar redención al mundo entero.

Como discípulos de Cristo, también somos enviados al mundo a predicar las buenas nuevas del Mesías a los en nuestro alrededor. Durante este tiempo frenético, recordemos nuestro llamado para ser mensajeros del amor de Cristo a los demás. Sin importar que estemos en la tienda, en la estación de servicio, o en el mall, tenemos la oportunidad de testificar de la gracia y el amor de Cristo por medio de nuestras palabras y acciones. Este periodo navideño, vayamos a preparar el camino para que Cristo entre en los corazones de los demás, así como en el nuestro.

Santo Dios, Gracias por tu siervo, Juan, quien caminaba con valentía en el Espíritu y en la verdad, llamando al arrepentimiento y a aceptar a tu Hijo prometido. Danos el valor de ir al mundo como mensajeros de tu amor, caminando confiadamente en las pisadas de Juan, para que podamos compartir Cristo con todos los demás. Ayúdanos a hacer una pausa en el ajetreo de esta temporada para preparar nuestros corazones para la venida del Salvador, para que él pueda venir a morar en nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Discusión/Preguntas de Reflexión:

1. ¿Cómo tomas tiempo a solas con Dios durante tiempos frenéticos?

2. ¿Cuáles son las maneras en que puedes preparar tu corazón para recibir al Mesías este Adviento?

3 ¿Cuáles son unas maneras en que puedas ser un mensajero del amor de Dios a los demás durante esta temporada de Adviento?