[#pictureAdvent] December 8: HOPE

By Shannon Vianello
Ocala First United Methodist Church/Director of Family Ministry
Ocala, Florida

First, read Psalm 146:5-10 

Lists are often a way I stay organized. I can make lists for the grocery store, lists for phone calls I need to do, or lists of things to accomplish before the day is over. I am super good at making lists for my volunteers or coworkers. A good friend has noticed my list a time or two and laughed saying my lists look more like a bucket lists because it would take me a lifetime to finish. However, my hope every day is that I finish my list. 

Prayer lists are also a must for me.  I can so easily get caught up in my own life that I forget who or what I have intentionally and mentally added to my prayers.  My promises of prayer to someone can easily fall to the wind and then I can feel somehow spiritually responsible for the outcome of this person’s troubles. My expectations for myself and others can sometimes get ridiculously out of hand, and I am reminded of this daily when I am unable to check off all the boxes. 

Speaking of lists, can you image those who have yet to read or hear of the promises of God? What type of arrangements are they hoping for their higher power? What mental list of expectations are they counting on?  

Psalm 146 reminds me that my Hope (my list of expectations) is in the Lord. God’s promises are larger than any hurdle we encounter; misery we endure or list that we make. God’s hope became flesh through a tiny baby whose parents had a pretty big bag of concerns. 

My hope is that this season of Advent I can put aside my many checklists and enjoy the feeling of anticipation of the coming of Christ.  

Loving God, put our souls at ease this hectic season knowing you are in control. We give ourselves, our time and our worries to you, to do with us as you will. We know that any plan you have is larger than ours.  In Jesus name we pray, Amen. 

Discussion/Reflection Questions: 

1. How does it feel to turn your checklists over God? 
2. Psalm 146:6 reminds us that He remains faithful forever. How does that effect your hope for the future? 
3. As if it was a checklist, Jesus came and completed verse 7-9. If as disciples of Jesus Christ we are to put our faith into action to transform the world, how does this change your goals for Advent? 


Las listas siempre son forma de mantenerse uno organizado. Hago listas de la tienda de comestibles, listas de llamadas telefónicas que tengo que hacer, o listas de cosas por hacer antes de que termine el día. Soy súper buena para hacer listas para mis voluntarios y compañeros de trabajo. Un buen amigo se ha dio cuenta de mi lista y se rio diciendo que mis listas se parecen más a una enumeración que me llevaría toda una vida por terminar. Sin embargo, espero es que cada día pueda terminar mi lista.

Las listas de oración son también de prioridad para mí. Puedo tan fácilmente atraparme en los detalles de mi propia vida que me olvido de quién o de qué he intencionalmente y mentalmente añadido a mis oraciones. Mis promesas de oración a alguien pueden caer fácilmente al olvido y luego me siento de alguna manera espiritualmente responsable por el resultado de los problemas de esta persona.

Las expectativas de mí misma y de otros pueden a veces estar fuera de mi control y me acuerdo de esto todos los días cuando no puedo tachar todas mis citas.

Y hablando de listas, ¿Puedes imaginarte a aquellos que todavía no han leído o escuchado las promesas de Dios? ¿Qué tipo de arreglos esperan de un poder superior? ¿Con cuál lista mental de expectativas cuentan?

El Salmo 146 me recuerda que mi esperanza (mi lista de expectativas) está en el Señor. Dios estubo pensando en grande cuando hizo sus listas. Sus promesas son más grandes que cualquier obstáculo con el cual nos encontramos, con cualquier miseria que suframos o cualquier lista que hagamos. Su esperanza se encarnó a través de un pequeño bebé cuyos padres tenían una gran lista de preocupaciones.

Mi esperanza es que este tiempo de Adviento pueda dejar a un lado mis muchas listas de preocupaciones y disfrutar la sensación de anticipación de la venida de Cristo.

Amante Dios, pon en paz nuestras almas en esta temporada agitada al saber que tú estás al mando. Nos damos a nosotros mismos, nuestro tiempo y nuestras preocupaciones a ti, para que hagas con nosotros según tu voluntad. Sabemos que cualquier plan que tengas es más grande que el nuestro. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Discusión / Preguntas para Reflexión:

1. ¿Cómo se siente rendir tus listas al control a Dios?

2. El Salmo 146, 6 nos recuerda que Él permanece fiel para siempre. ¿Cómo afecta esto tu esperanza en el futuro?

3. Como si se tratara de una lista de verificación, Jesús vino y cumplió los versos 7 al 9. Si como discípulos de Jesucristo debemos poner nuestra fe en acción para transformar al mundo, ¿cómo cambia esto tus objetivos para el Adviento?